El pasado 19 de Febrero tuvo lugar el 16º Congreso AECOC para la Seguridad Alimentaria en Madrid. AECOC es una de las asociaciones empresariales más grandes que reúne a los principales actores de la cadena de valor, desde fabricantes hasta proveedores y minoristas, que trabajan juntos para ofrecer un valor añadido al consumidor.

Cerca de 300 profesionales del sector alimentario se dieron cita en este evento donde se dicutió acerca de diferentes temas. Entre ellos cabe destacar, el uso de plásticos en la industria alimentaria y su reciclado posterior, las claves para entender el nuevo modelo de etiquetado frontal que proporciona al consumidor una información más detallada acerca de los valores nutricionales de aquellos productos que va a adquirir.

A pesar de ello, uno de los temas más discutidos, fue el fraude alimentario. En palabras de uno de los miembros de la Comisión Europea, “más de 594 casos de fraude se han investigado desde la creación de RASFF en 1979”.

RASFF, el Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos, es una herramienta clave de la UE para garantizar el flujo de información entre las autoridades nacionales de seguridad alimentaria y la Comisión Europea en caso de notificaciones urgentes.

Uno de los episodios más alarmantes de fraude alimentario fue desencadenado en 2013, en el que se puso de manifiesto la adulteración de carne de cerdo con carne de caballo. Además de éste, hemos oído muchos otros casos de riesgo, como por ejemplo el de la adulteración del cacao en polvo con harina o el de la adulteración de leche infantil con partículas de melamina disueltas en ella.

Este problema es tan más importante y real, que Londres organizó hace unos días el Congreso Food Fraud 2019, para mostrar a los profesionales del sector alimentario las últimas regulaciones en materia de Seguridad Alimentaria.

Porque el fraude alimentario es trending topic y porque en IRIS estamos comprometidos con asegurar la calidad desde la cadena de producción hasta el consumidor final, hemos desarrollado el modelo quimiométrico específico para nuestro dispositivo VISUM Palm para cuantificar en segundos el porcentaje de adulterante en carne de cerdo y en cacao en polvo con gran éxito.

VISUM NIR es su partner tecnológico para ayudar a las industrias a combatir el fraude alimentario, un gigante, no tan dormido como muchas personas podrían haber pensado.

La Vanguardia. Jueves 28 de Febrero 2013

VISUM PALM. NIR portátil de fácil manejo para verificación de la calidad en cualquier punto de la cadena de valor