Digitalization-es, Industry-4-0-es 20 enero 2022
Control de grados Brix en tiempo real con tecnología NIR: un factor competitivo para la producción y comercialización.
grados-brix
Comparte la noticia

En la industria frutihortícola, como también de productos derivados de frutas (zumos, purés, concentrados, entre otros), un valor crítico bien sea para determinar estándares de calidad, comercialización, maduración o ajustar la receta de determinados preparados alimentarios, son los grados Brix. En este artículo hablaremos de ello, de cómo se realiza actualmente en determinadas industrias este control y de cómo puede realizarse un control en tiempo real de grados Brix con tecnología NIR y sus beneficios.

 

El grado Brix (ºBx) es un parámetro fuertemente correlacionado con el contenido de sólidos solubles y, en especial, de azúcares, por eso y por ser relativamente fácil de medir, se suele usar como criterio de control de procesos y de calidad. En muchas ocasiones, el criterio de aceptación de los semiproductos y productos se basa simplemente en un cierto valor umbral expresado en grados Brix.  En el caso de las frutas, el cociente del grado Brix por la acidez total es el criterio habitual, e incluso legal, para determinar el grado de madurez. 

 

Actualmente, en la gran mayoría de la industria este control de ºBx se realiza por métodos tradicionales de laboratorio, donde se cogen muestras “representativas” de un lote y se las somete a una técnica destructiva convencional como son la refractometría o el análisis por HPLC. Este método tradicional, además de tener un coste (de personal especializado, tiempo y equipamiento), no es suficiente frente a la alta variabilidad en los atributos de calidad presente en los lotes de frutas y hortalizas, ni a la necesidad de la industria procesadora de derivados frutihortícolas para monitorizar este parámetro en tiempo real y poder ajustar los demás componentes de la “receta” de su producto, de acuerdo al parámetro de interés. En otros términos, monitorizar este parámetro en línea, para la industria transformadora significa optimizar todos los insumos del proceso y estandarizar la calidad del producto final. Para los productores de frutas y hortalizas, analizar ºBx con un analizador NIR portátil Visum Palm, por ejemplo, es útil para ahorrar tiempo de laboratorio, determinar su comercialización e incluso, mejorar los términos de intercambio con sus clientes y garantizar más calidad al mercado interno y de exportación. Al mismo tiempo, un analizador NIR, en cualquiera de sus versiones, es capaz de realizar, según su concentración, mediciones añadidas, como la acidez total, el pH y la concentración de otros analitos de interés nutricional u organolépticos. 

 

Un caso de aplicación

 

Un importante productor de preparados alimentarios en base a frutas, ocasionalmente enriquecidos con productos lácteos, a fin de poder estandarizar sus productos con el objetivo de satisfacer las exigencias de sus clientes -cadenas de supermercados-, solicitó una solución en línea, suficientemente flexible para ser compatible con su amplia gama de productos. 

 

Dicha solución, basada en un analizador NIR en línea Visum In-Line para líquidos, comprendió no sólo el hardware Visum In-Line y su adaptación a las características de su línea, sino también a nivel de software el desarrollo de una librería de modelos predictivos capaces de determinar en continuo el grado Brix y el pH de distintas “familias” de productos con inexactitudes máximas respectivas de 0.5 para ºBx y 0.1 pH, lo cual constituyó una solución global y adecuada para tomar decisiones tecnológicas en tiempo real que garanticen la estandarización del producto y su calidad dentro de los límites exigidos por el cliente.

Por IRIS Technology Solutions